Sector energético e Impresión 3d

Sector energético. Gracias a la impresión 3D es posible generar y crear nuevas piezas y suministros para la empresa Siemens, lo que les ha permitido reducir las emisiones de gases y uso de materiales.  Sinc ha visitado la factoría de Siemens en Finspång (Suecia), donde se fabrican piezas metálicas de las turbinas gigantes con esta tecnología 3d. Allí, filas de impresoras dentro de gabinetes blancos trabajan sin descanso, para poder crear un mejor flujo de trabajo en la empresa.

La gran ventaja de las impresoras 3d en la industria es el silencio, lo cual sorprendió en la producción de componentes metálicos de turbinas de gas con impresión 3D, Siemens Industrial Turbomachinery en Finspång, gracias a su gran funcionamiento y facilidad de uso de las impresoras, se dieron cuenta que era un apoyo total en su producción.


El sistema que se emplea en esta planta de impresión 3D, en la que trabajan veinte personas “Ha revolucionado el desarrollo, la fabricación y la reparación de componentes de turbinas de gas”.

Esta instalación de producción aditiva (AM, por sus siglas en inglés) –  es como se denomina a la impresión en 3D de metales, gracias a su forma de producción de las turbinas gigantes que cuentan con potencias de hasta 54 megavatios.

Una granja de impresoras 3d dentro de gabinetes blancos trabajan sin descanso en este espacio, que recuerda a una sala blanca de fabricación de chips. A través de pequeñas ventanas se puede ver el destello incesante de los láseres “que derriten el metal en polvo y construyen ocho quemadores de turbina de gas simultáneamente mediante miles de capas, sin necesidad de forjar, soldar ni perforar”, explica a Sinc Andreas Graichen, gerente del Centro de Producción Aditiva de Siemens Industrial Turbomachinery AB.

Las piezas más complejas con fabricación 3d

“La producción aditiva utiliza hasta un 80% menos energía, reduce en 30% las emisiones y usa un 65% menos de material”, destaca Thorbjörn Fors, consejero delegado de Generación Distribuida y Compresión de Siemens AG, comenta a Sinc que “por el momento solo se imprime en 3D un porcentaje pequeño de las piezas metálicas de las turbinas de gas, pero son las más complejas”.

Cadena de valor en un solo lugar

Aparte de quemadores de última generación, en la industria se están creando palas de turbina e impulsores mejorados en impresión 3D. “Tenemos toda la cadena de valor en un solo lugar: el equipo de diseño, la producción y el servicio”, subraya Navrotsky, director de Tecnología e Innovación de Siemens Industrial Turbomachinery.

“Los beneficios se reflejan en el progreso vertiginoso de I+D –explica el experto–. Un quemador que se hacía antes con 13 componentes podemos producirlo ahora de una sola pieza con la impresora 3D y pesa un 25% menos”.

Reconocen que con este sistema habrá una reducción en puestos de trabajo, pero también más demanda de ingenieros y expertos en materiales 

Transformación digital en la actualidad 

Todos los procesos se basan en datos de la nube, desde el diseño hasta el desarrollo, la producción y la fabricación de repuestos. Los datos de medición de las turbinas de gas están almacenados en las instalaciones del cliente y son analizados por Siemens. Cuando se detecten daños y desgastes, las impresoras 3D se usarán para realizar reparaciones en el sitio, o se imprimirá un repuesto antes de que ocurra un defecto. Todo ello controlado desde un centro de competencia.

Los cambios que va a producir la expansión de la producción aditiva en el sector están aún por ver y reconocen que habrá una reducción en puestos de trabajo, pero también más demanda de ingenieros de diseño y expertos en materiales.

Referencias para este Blog: