Casas Impresas en 3D

Casas impresas en 3D. Si alguien te dijera que su casa fue impresa en 3D probablemente lo tacharías de loco. Pero No está nada lejos de ser real. La impresión 3D ha abarcado un nicho muy amplio y la construcción no queda atrás. No solo en la maquetación de la arquitectura, sino a la hora de construir las viviendas.

A continuación, te presentamos una nueva forma de implementar la impresión 3D. A pesar de que no funde filamentos como las demás impresoras, usa la misma técnica FDM como base. Usa el mismo principio de fundido capa por capa.

En términos simples, las casas impresas en 3D se construyen depositando material capa por capa. Una mezcla de concreto pastoso se extruye a través de una boquilla que está guiada por un enorme pórtico, creando paredes desde el suelo hasta una capa a la vez.

Construcción más rápida

La impresión 3D de una casa es significativamente más rápida en comparación con los métodos de construcción tradicionales. Si bien el marco de tiempo real depende en gran medida del tamaño del proyecto, en la mayoría de los casos, la construcción toma solo unos días.

Mano de obra reducida

Los sitios de construcción de impresión 3D requieren menos trabajadores que los sitios tradicionales, ya que el equipo de impresión hace la mayor parte del trabajo.

En términos generales, la construcción tradicional requiere muchos pasos, incluido un equipo completo de nueve a cinco descargando, transportando y mezclando materiales antes de colocar las estructuras. Por otro lado, una vez configurada, una impresora 3D de concreto solo requiere un puñado de personas para monitorear y controlar su proceso de construcción.

Costos de obra más bajos

Las casas impresas en 3D son supuestamente más baratas de construir, pero esto es algo discutible, ya que las impresoras 3D de construcción masiva son equipos costosos y aún presentan muchas limitaciones. Pero limitémonos a hechos y números.

Mayor eficiencia de material

El proceso de las casas de impresión 3D es más eficiente en términos de uso de energía y materiales en comparación con la construcción tradicional.

Las casas de impresión 3D generan menos desperdicio ya que usan solo la cantidad requerida de material para construir estructuras: no hay recortes de materiales de corte o tallado. Además, como los materiales de materia prima a base de hormigón no tienen forma, cualquier sobrante puede y debe utilizarse en el siguiente edificio.